Contacto tempranero acaba con aspiraciones de Daniel Suárez en Pocono

Un percance tempranero acabó con las aspiraciones de Daniel Suárez en el Pocono Raceway, donde NASCAR Cup Series corrió este domingo la vigésimo primera fecha de la temporada. 

Apenas en la vuelta 36, Suárez se vio involucrado en un violento choque con Joey Logano, que dejó el auto #99 Trackhouse Racing sumamente dañado y sin posibilidades de seguir adelante en la batalla. 

El piloto de Escudería Telmex Telcel llegó el trióvalo de Pocono en el décimo séptimo lugar general en el estado del campeonato y en busca de un buen botín que lo regresara a la zona de playoffs, en plena recta final para asegurar los últimos boletos para la postemporada. 

La competencia deparaba un recorrido de 160 vueltas a la pista de 2.5 millas (4.02 kilómetros), donde el regiomontano arrancó en la décima séptima posición. 

Daniel hizo un buen trabajo en la primera etapa, al escalar al décimo segundo puesto, pero justo en el reinicio, Logano, que había ganado la etapa, se trompeó y resultó con las cuatro llantas ponchadas. 

El mexicano sacó la peor parte, porque el daño fue irreparable en el auto #99 para retirarse de la competencia oficialmente en el giro 37 y colocarse en el último sitio en la clasificación, el trigésimo sexto. 

“Estábamos haciendo una buena carrera. Teníamos una buena oportunidad de pelear al frente en el grupo puntero, lamentablemente de pronto se presentó este inesperado accidente que fue imposible de evitar”, explicó Suárez, quien cayó al décimo octavo escalón general con 432 puntos, a 23 de distancia de la zona de playoffs.

Después de la visita a Pocono, ya sólo le restan cinco fechas a la temporada regular, antes de decidir a los 16 calificados a los playoffs. El próximo domingo 30 de julio, NASCAR Cup estará en Richmond.

Fuente | Fotografía: Escudería Telmex Telcel

Previous post PREMA Racing cruises to 1-2 finish at Hungaroring
Next post Antonelli, PREMA cap Le Castellet weekend with Race 2 win
Close